Medellin, where beauty and resilience meet

The city is so dense, yet very clean. / La ciudad es tan densa, pero muy limpia.

The city is so dense, yet very clean. / La ciudad es tan densa, pero muy limpia. Comuna 13

A group of friends and I decided to go to Colombia on a rare week-long vacation. I have no idea how we settled in Medellin, but so happy we did.

*En español abajo

It’s not my forte to comment on social and political aspects. But the second biggest city of Colombia is not only a great destination – it’s a great example of a comeback. More than two decades ago this metropolis nestled on a valley was riddled with violence, infested by drug trafficking and corruption. Currently, it’s among the fastest growing economies of South America and a hip destination with a thirst for constant innovation, boasting a reliable transportation system and bustling industries.

Every paisa, like people from this region are known, will tell you. While the ones who lived thru it still remember the hard times, their pride and relief for the progress are evident. On a personal level, I’m extremely happy for the transformation of this place with the kindest, politest people on Earth, it also gives me hope for change and ending the violence in other countries, like my own.

There’s always something going on in Medellin. / Siempre hay algo sucediendo en Medellín. Instagram @medellin_travel via @emanuelrendon

There’s always something going on in Medellin. / Siempre hay algo sucediendo en Medellín. Instagram @medellin_travel via @emanuelrendon

I have pending business with Medellin. We split our week in Colombia between two cities and promptly realized that we needed more time in the capital of Antioquia’s province. So, I will share a few pics and our silly, unstructured wanderings around the city that has stolen my heart hoping soon you’ll be booking your flight too.

So, so green

As our regional flight was making its landing approach, I was mesmerized with the views of huge patches of farm land, lakes and bright green mountains. The drive from the airport to El Poblado, the trendy neighborhood we stayed at, was a charming drive that confirmed the fertility of the area. But it wasn’t until we got to what was going to be our home for a few days that I realized how dense the city really is with a mix of neighborhoods nestled on hills, residential and business high rises and gorgeous mansions. The city is home to 2.5 million, and regardless of lots of traffic, the air feels pure and it’s super clean.

The Provenza area was a favorite for coffee, drinks, dinner and shopping. / El sector Provenza fue un favorito para café, traguitos, cena e ir de compras. Instagram @amac0334

The Provenza area was a favorite for coffee, drinks, dinner and shopping. / El sector Provenza fue un favorito para café, traguitos, cena e ir de compras. Instagram @amac0334

Walking around

From our hotel in El Poblado we could safely walk to popular restaurants, pubs and cafes located in Provenza. The best coffee was at Pergamino, the most delicious desserts at Como Pez en el Agua and Carmen is the spot for dinner. I enjoyed walking down Avenida Primavera looking at the boutiques with Colombian made goods. At night this area lights up with bars and music.

Every snack or meal was simply delicious. / Cada merienda y comida fue deliciosa.

Every snack or meal was simply delicious. / Cada merienda y comida fue deliciosa.

The metro and cable

The traffic is chaotic – I can’t believe people so nice are so wild behind the wheel! We took the metro whenever possible and were greeted to an aerial overview of the city, its churches and numerous plazas. At the San Javier station we switched to take the metrocable lines that have made communities in the hilltops more accessible to schools, services and downtown. The system is efficient and popular with its citizens. As visitors we were able to have a bird’s view of the valley and the mountains, the barrios and highways. The cheapest sightseeing tour ever for less than .85 cents per person.

Street art

Back on San Javier station we took a short Uber ride to Comuna 13. This once a very dangerous neighborhood has become a must-see destination due to its street art. Most of the work surrounds six sets of escalators installed in 2012 – once again facilitating moving around helped the city – so residents cut to six minute a 35-minute walk uphill. Since 2014 graffiti tours have been offered in the area and cafés, little stores and other businesses have flourished.

The street art game in Comuna 13 is strong. / El arte callejero en Comuna 13 es fenomenal.

The street art game in Comuna 13 is strong. / El arte callejero en Comuna 13 es fenomenal.

Outside city limits

One day we drove an hour east of Medellin to the colorful town of Guatapé. Our first stop was the Piedra del Peñol, a giant granite rock with 740 steps to the top that offer sweeping views of the man-made reservoir. While the lake and mountains views are worth the climb, it’s a steep undertaking and test to your stamina. We then headed to the little town that names the area for lunch and it’s the cutest thing ever. All the houses are painted in vibrant colors and decorated with bas-reliefs. That’s the best place to buy local goods, from woven bags to local sweets.

Our drive there was as enchanting passing thru plantations, flower farms, orchids and butterflies. Not for nothing it’s called City of Eternal Spring.

Access to transportation has been a key for change in Medellin, the Metrocable was a game changer for a lot of communities. / El acceso a transportación ha sido clave para la transformación de Medellín, el Metrocable cambió la vida de muchos en las comunidades en las montañas.

Access to transportation has been a key for change in Medellin, the Metrocable was a game changer for a lot of communities. / El acceso a transportación ha sido clave para la transformación de Medellín, el Metrocable cambió la vida de muchos en las comunidades en las montañas.

If you go:

The dollar takes you a long way in Colombia. We stayed at a four-star hotel that included breakfast for less than $90 a night and there are more affordable options in El Poblado.

Thru a personal contact, we opted to hire a driver to take us to a few points of interest. There are plenty of tours available, but as a group it made sense to have the flexibility and it wasn’t pricey.

The town of Guatapé is home to a man-made reservoir. / En Guatapé hay un lago artificial tan bello como popular.

The town of Guatapé is home to a man-made reservoir. / En Guatapé hay un lago artificial tan bello como popular.

Medellín: donde la belleza y la resiliencia se encuentran

Junto a un grupo de amigos decidimos irnos a Colombia por una rara vacación de una semana de largo. No sé cómo optamos por Medellín, pero muy feliz que lo hicimos.

No es mi fuerte comentar sobre aspectos sociopolíticos. Pero la segunda ciudad más grande de este país suramericano no es sólo un gran destino – es un excelente ejemplo de un retorno del abismo. Hace más de dos décadas esta metrópolis en medio de un valle estaba afectada por la violencia, el tráfico de drogas y corrupción. En la actualidad, se encuentra entre una de las economías de mayor crecimiento en América del Sur y un destino hip con una sed de constante innovación, que ofrece un confiable sistema de transporte e industrias en desarrollo.

Only 740 steps to the top! / Sólo unos 740 escalones hasta la cima.

Only 740 steps to the top! But the views are worth the steep climb. / Sólo unos 740 escalones hasta la cima, pero las vistas lo ameritan.

guatape

Todo paisa, como se le conoce a la gente de esta región, lo dice. Aquellos que vivieron los malos tiempo, recuerdan lo difícil, pero su orgullo y alivio por el progreso son evidentes. En lo personal, me alegra la transformación de este lugar con la gente más amable y respetuosa de la Tierra, también me da esperanza de cambio y poner fin a la violencia en otros países, como el mío.

Tengo asuntos pendientes con Medellín. Dividimos nuestra semana en Colombia entre dos ciudades y rápidamente nos dimos cuenta de que necesitaríamos más tiempo en la capital de la provincia de Antioquia. Así que voy a compartir algunas fotos de nuestros paseos sin estructura por la ciudad que me ha robado el corazón esperando que eso te motive a sacar un boleto de ida pronto.

Guatapé bursts in color. / Estallidos de color en Guatapé.

Guatapé bursts in color. / Estallidos de color en Guatapé.

guatape

Tan verde

Según nuestro vuelo regional hacia su aterrizaje, quedé prendada de las vistas con enormes porciones de granjas, lagos y brillantes montañas verdes. La manejada desde el aeropuerto hasta El Poblado, el vecindario trendy donde nos quedamos, fue encantadora y confirmó la fertilidad del área. Pero no fue hasta que llegamos al área que sería nuestra casa por unos días que me di cuenta cuán densa la ciudad realmente es con una mezcla de vecindarios en las colinas, altos edificios comerciales y residenciales y hermosas mansiones. La ciudad es hogar para 2.5 millones de personas y, no importa el mucho tráfico, el aire se siente puro y es muy limpia.

Caminando por ahí

Desde nuestro hotel en El Poblado teníamos fácil acceso a pie a restaurantes, pubs y cafés populares. El mejor café es Pergamino, los más deliciosos postres en Como Pez en el Agua y Carmen es el mejor lugar para la cena. Disfruté caminar a lo largo de la Avenida Primavera mirando las vidrieras de boutiques con productos hechos localmente. Durante la noche, el área se enciende con barras y música.

Every corner is pure charm here. / Cada rincón es encantador aquí.

Every corner is pure charm here. / Cada rincón es encantador aquí.

 

El metro y cable

El tráfico es caótico – me cuesta creer que gente tan nice ¡puedan ser tan locos tras el volante! Tomamos el metro cada vez que fue posible y pudimos ver la ciudad desde lo alto, sus iglesias y numerosas plazas. En la estación San Javier nos cambiamos a la línea del cable, que ha hecho a las comunidades en las colinas más accesibles a las escuelas, servicios y el centro. El sistema es eficiente y popular con los ciudadanos. Como visitantes, tuvimos una vista de pájaro a los valles y las montañas, los barrios y las autopistas. Este es el tour de vistas más barato por unos .85 centavos por persona.

Arte callejero

De regreso a la estación San Javier tomamos un corto Uber hasta Comuna 13. Este vecindario que solía ser muy peligroso ahora es un ‘must see’ por su arte callejero. La mayoría de las obras rodean seis escaleras electrónicas que fueron instaladas en 2012 – nuevamente facilitando a las comunidades acceso y transportación – los residentes cortaron a seis minutos una caminata de 35 cuesta arriba. Desde 2014 se ofrecen tours de graffiti y han surgido cafés, tienditas y otros negocios alrededor.

The paisa food is not to be missed. / La comida paisa es una obligación cuando visites.

The paisa food is not to be missed. / La comida paisa es una obligación cuando visites.

Fuera de la ciudad

Un día lo dedicamos a manejar una hora al este de Medellín al colorido Guatapé. Nuestra primera parada fue la Piedra del Peñol, una inmensa roca de granito que al tope de 740 escalones ofrece increíbles vistas del lago artificial. Mientras que las vistas del lago y las montañas valen la pena la trepada, es una verdadera prueba física. Para almuerzo nos dirigimos al pueblo que nombra el área y parece sacado de un cuento. Todas las casas están pintadas en vibrantes colores y decoradas con bajorrelieves. Este es un buen lugar para comprar suvenires locales, desde bolsos bordados hasta dulces y artesanías.

Nuestro camino estuvo lleno de plantaciones, granjas de flores, orquídeas y mariposas. No por nada le llaman la Ciudad de la Eterna Primavera.

 

Si vas:

El dólar rinde mucho en Colombia. Nos hospedamos en un hotel cuatro estrellas con desayuno incluido por menos de $90 la noche y existen opciones más económicas en El Poblado.

A través de un contacto personal, optamos por un chofer particular en algunos paseos. Hay muchos tours disponibles, pero para esta ocasión y entre amigos, queríamos flexibilidad.

 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

6 comments on “Medellin, where beauty and resilience meet”

  1. Yiya Ramírez dice:

    Está tan bien narrado, que dan deseos de salir
    para Colombia para disfrutar de sus bellezas.

    1. Sra. Valija dice:

      La verdad que me sorprendió por lo bonito, seguro y gentileza de su gente. La recomiendo muchísimo.

  2. Aida dice:

    Divino poder disfrutar a través del lente y y narración de Backpack o valija de los hermosos y coloridos paisajes de Colombia.

    1. Sra. Valija dice:

      Debe estar en la lista de todos!!! Gracias por tu comentario.

  3. Wanda I Colon dice:

    Te felicito Yined por tan buen escrito. Describes muy real a Medellín. Este lugar se ha convertido entre mis escapadas favoritas. Su gente, gastronomía lo hacen especial. El turismo médico también se ha convertido en un lugar idóneo para procedimientos pues cuentan con médicos muy especializados yson menos costosos.
    Medellin la eterna primavera ….

    1. Sra. Valija dice:

      La verdad que me quedé con las ganas de explorar, comer y conocer más. Tengo que regresar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *