Comiendo en Ábacos

Caracola frita al estilo Ábacos, con frijoles y arroz y ensalada. Tripadvisor

Caracola frita al estilo Ábacos, con frijoles y arroz y ensalada. Tripadvisor

Para mí disfrutar de la gastronomía típica es parte integral de la exploración de un lugar. Tengo la dicha que mi estómago es muy cooperador y, cuando se trata de comida, pruebo lo que sea, al menos una vez. Claro, no puedo decir que en Ábacos probé alimentos exóticos o propios de “Fear Factor”, pero el recuento de mis comidas/ restaurantes merecía su propio post.

La comida en gran parte de las Bahamas es consistentemente buena y fresca. Cuando visito parajes rodeados de agua, prácticamente me limito a consumir mariscos y pescado. Me gusta preguntar qué está en temporada y lo pido sea frito, al horno o socarrado (blackened en buen español).

La caracola en versión más saludable de ensalada. ABR

La caracola en versión más saludable de ensalada. ABR

Abaco’s Beach Resort no decepciona cuando se comida se trata. Angler’s es considerado uno de los mejores restaurantes de Ábacos con un ambiente de casual elegancia donde pueden disfrutar mero en salsa de guayaba o mango, o un dorado fresco. La langosta es deliciosa y sabes que a sólo pocas horas nadaba libremente en aguas alrededor. El restaurante ofrece platillos de la cocina internacional, pero cuando se está en las Bahamas lo recién atrapado es la mejor opción. El Pool Bar del lugar cuenta con un menú de tragos congelados tropicales y una de las noches más animadas en la isla es el karaoke.

Los tragos son más refrescantes con las increíbles vistas al agua de Snappa’s.

Los tragos son más refrescantes con las increíbles vistas al agua de Snappa’s.

Los atardeceres desde Snappa’s son de lujo.

Los atardeceres desde Snappa’s son de lujo.

Uno de los lugares donde es casi obligatorio ir para happy hour es Snappa’s. Lo ideal es llegar temprano en la tarde, disfrutar la música y el ambiente y ubicarse bien para disfrutar el espectáculo del atardecer. Este es un gran punto de reunión y donde se consume un delicioso cracked conch, caracola frita. Este se asemeja al calamar, pero con mayor sabor y más tierno. Para mi sorpresa, entre sus ingredientes se encuentra leche condensada. Igual se consume como aperitivo, que como almuerzo o cena acompañado de arroz y frijoles.

La casona que alberga Wally’s. Abaco Palms

La casona que alberga Wally’s. Abaco Palms

Es un requisito ir con hambre a Wally’s. TripAdvisor

Es un requisito ir con hambre a Wally’s. TripAdvisor

Al cruzar Snappa’s, al que se puede llegar caminando desde el resort y que tiene acceso vía bote, se encuentra Wally’s, posiblemente el restaurante más lujoso del área. El local que ubica en una hermosa casa al estilo colonial en la calle Bay ofrece un giro muy creativo en sus platillos. Desde ensaladas griegas y César, a mero picante y hamburguesas de dorado a camarones curry y filete miñón en salsa de hongos, todo aquí es rico. Los cocteles de ron son potentes y el key lime pie y budín de pan bahameño son para morir.

La guarida de Cracker P’s. Facebook

La guarida de Cracker P’s. Facebook

Burger de pescado con pan horneado en la casa y el trago Shotgun, un rum punch. Facebook

Burger de pescado con pan horneado en la casa y el trago Shotgun, un rum punch. Facebook

Cracker P’s está al otro lado del espectro. Este restaurante parece una casa de árbol y ubica justo al cruzar el agua de la Playa Tahití en Lubber’s Quaters. A pesar que es una operación pequeña, en Cracker no fríen la comida, la hacen a la parrilla, no que al estar de vacaciones se esté tan pendiente a la línea, pero es un cambio refrescante. El menú es algo limitado, pero no menos rico con un dip de pescado ahumado que es suficiente razón para regresar.

En las Bahamas se consume un mac & cheese con un giro picante y delicioso y consistencia de pastel. Este restaurante tiene un aire de barra de piratas y me hubiera encantado pasar la tarde. Mi regreso tendrá que ser durante la luna llena, para disfrutar del full moon party.

La vista desde el popular Nipper’s.

La vista desde el popular Nipper’s, abajo una vista de la hermosa playa.

DSC_0210 (2)

En Nipper’s sólo disfruté una bebida, pero se suma a la larga lista de pendientes. Este complejo de barras muy coloridas ofrece increíbles vistas al Océano Atlántico y siempre hay música para armar la rumba. Según escuché los domingos es cuando la dinámica pasa de PG a R y la fiesta en ocasiones se convierte en algo sólo apto para adultos.

A poco tiempo de dirigirme de regreso a Miami, encontré Curly Tails con un extenso menú de cocteles. Y la vista, lo hizo más delicioso.

A poco tiempo de dirigirme de regreso a Miami, encontré Curly Tails con un extenso menú de cocteles. Y la vista, lo hizo más delicioso.

No pude probar las delicias de Curly Tails, un popular restaurante en Marsh Harbour, pero fue el único donde esta vodka girl encontró un coctel con su licor favorito en la tierra del rum punch y la cerveza Kalik. El traguito estuvo aún más delicioso por la increíble vista a Great Guana Cay. El local les rinde honor a las lagartijas con cola rizada que tanto se ven por el área. Un infaltable.

Ábacos es un disfrute total, por el agua y en la mesa.

***Disclaimer: En este post me he amparado en fotos de otras fuentes porque las imágenes de los alimentos se me hacen complicaditas, muchas veces es la falta de luz apropiada, pero mayormente me apresuro a devorar los manjares a captar. 

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *