Una bloggera de viajes hipócrita

20151205113639_1_o

The grass is always greener… Manhattan desde el otro lado del río en Brooklyn.

Se avecina la temporada en que Miami es el destino favorito de todos. Y es fácil entender por qué. Las personas que viven en destinos fríos, enfilan hacia acá para un descansito de la nieve. También los que no, los que encuentran atractivo en la llegada de las masas al Magic City y quieren tomar parte. Mi función como escritora de viajes me ha llevado a muchas partes y me encanta visitar una diversidad de destinos. También me considero una portavoz y defensora de esta ciudad de buen clima, belleza y contradicciones, pero a la hora, el que mi lugar de residencia se inunde de personas por unos cuatros meses realmente me enloquece.

Siento que es hipocresía y hasta algo bipolar. Entiendo por qué la gente viene. Cuando alguien me pregunta sobre Miami, no lo puedo recomendar más, desde sus playas a la comida y la diversidad. Pero cuando el tráfico se triplica, mis lugares favoritos están abarrotados y Uber pretende cobrar 1.5x por cada viajecito, enfrento el hecho que en realidad no me encanta compartir.

20151204130639_1_o.jpg

Caminamos más o menos sin rumbo entre Manhattan y Brooklyn. El árbol de Washington Square estaba pendiente de adornos. Abajo, una vista de High Line, desde Chelsea, fue una maravilla. Esta pared muestra ‘grafiti físico’, varilla suspendida en la forma de un tag de grafiti.

20151204144005-1_1_o

Hace unos meses planificamos una escapadita a NYC de carácter personal por una gira de conciertos que Mr. Backpack quería atender. Tras hacer los trámites y hacer click en book your trip nos dimos cuenta que era el mismísimo weekend de Art Basel. Nos miramos y dijimos, «yes!».

20151204150826_1_o

Lo que estoy convencida sería una solución para mi dilema de lidiar con las masas en Miami: transporte público.
Visto desde el High Line.

20151204163037_1_o

A pesar de mi repelillo a los turba de turistas en mi ciudad, hice una de las actividades más turísticas posibles:
desafiar las multitudes para ver las decoraciones festivas de Manhattan.

20151204164350_0_o

Entiendo que Art Basel Miami es una gran oportunidad para la ciudad. La feria ha elevado a mi amada metrópoli adoptiva como un centro artístico de relevancia y mucha más gente visita por sus ofertas culturales, no sólo para tostarse al sol y salir de rumba. Nuevos hoteles y restaurantes, desarrollo de vecindarios enteros se le acredita a la feria y entiendo que es muy positivo. Pero durante esos días en los que Miami es puro caos me siento prisionera en ella. Claro, un sistema de transporte público aliviaría grandemente este asunto, pero ese es otro tema.

 

20151204164645(2)_0_o

Así que enfilamos a Brooklyn donde caminamos por días y disfrutamos del mencionado mass transit. Una visita a la Gran Manzana en diciembre tiene que incluir un paseo por el Rockefeller Center. Un poco después de las 5 p.m. turbas de gente se aglomeraron en este sector y me di cuenta que mi lamento de una semana de invasión por Art Basel los residentes de Manhattan lo viven por al menos seis semanas de decoraciones y Christmas cheer. Supongo que muchos neoyorquinos se sienten igual que yo: viven en una gran ciudad, entienden por qué la gente quiere ir, pero puede ser un dolor de cabeza.

20151206085958_0_o

Nos hospedamos en el barrio it de Brooklyn, Williamsburg. Nuestra primera experiencia con Airbnb y nos fue muy bien.
Vista del puente del mismo nombre y, a lo lejos, el One World Trade Center.

Realmente no sé si esta postura me hace hipócrita, pero definitivamente me veo como esos opositores de «not in my backyard». Cuando las nevadas comiencen en el norte y esas personas estén hartas, comenzarán a tomar rumbo sur a disfrutar de arena y sol. Entonces, respiraré hondo y recordaré por qué están aquí, que es la misma razón por la que yo estoy aquí.

Este análisis de mi relación con Miami fue inspirado por mi viaje a Nueva York, por eso las fotos.

*Este trabajito de escribir de viajes es muy divertido, pero no he estado por estas partes porque, pues, he estado viajando. Puedes seguirme la pista en @backpackovalija

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *