Azul Anguila

dsc0130_0_o
Un día cualquiera en Anguila.

Desde la rápida lancha desde el puerto de Saint Maarten en ruta hacia Anguila me distraigo del sube y baja en el bravío estrecho de mar mirando los diferentes tonos de azul. En ocasiones cristalino, otras turquesa y en ocasiones azul intenso. Al llegar me doy cuenta que el azul es un constante en esta islita que de alguna manera consigue ofrecer 33 hermosas playas en sus 35 millas cuadradas.

Cada playa tiene su personalidad. Algunas cuentan con arena fina y blanca como la azúcar, otras con muchos caracoles que dificultan un paseo; algunas son misteriosas y escondidas, mientras que otras son tranquilas y accesibles.

dsc0138_0_o
La playa en Cap Juluca.

Esta isla caribeña que cuenta con una decente oferta de hospederías de lujo, conserva su encanto de islita con sus calles estrechas sin tráfico, gente amable y – ¡oh, no! – cero cadenas comerciales, quienes deseen shopping pueden dirigirse al vecino St. Barts.

dsc0156_0_o
La isla cuenta con varias galerías y coloridos edificios.

dsc0157_0_o
No line, no wait!

Es muy tentador pasar el día tumbado frente a la playa, pero este Territorio Británico de Ultramar ofrece excelente esnórquel y buceo, deportes acuáticos, golf o correr a caballo, por mencionar algunas actividades. Me incliné más a conocer la exquisita cocina de Anguila. Es imposible tener una mala comida en esta isla, no importa si se trata de un lugarcito o un restaurante de hotel. Se podría estar aquí un mes y faltarían restaurantes por probar, ¿mencioné que no existen establecimientos de fast food?

Este es el lugar para los fans del pescado y mariscos frescos, las langostas son enormes. Algunos lugares memorables fueron Smokey’s Restaurant, Straw Hat y Roy’s Bayside Grill & Restaurant. Y mientras que el servicio es muy amable estamos en “tiempo isla”, pero de manera pausada se disfruta mejor, aquí no existe la prisa. Para una experiencia culinaria con una dosis de acción, puede tomar un bote ($10) desde Sandy Ground a Sandy Island para disfrutar de esnórquel, voleibol playero y regodearse sobre la arena y saborear las creaciones del restaurante que incluyen costillas, frijoles y arroz y mariscos.

dsc0177_0_o
La increíble vista desde Le Bistro at Santorini en Cuisinart Resort.

Las hospederías de lujo están ganando prominencia. Cap Juluca, en la Bahía Maundays, es el resort de mayor tiempo, pero propiedades como Cuisinart Resort, sip, de la misma línea de los electrodomésticos, en la Bahía Rendezvous, y la cadena hotelera Viceroy, en West End, se han establecido últimamente y otras propiedades continúan adquiriendo su pedacito de paraíso aquí.

Entre las opciones más económicas se encuentra Anacaona Boutique Hotel, un resort céntrico, con excelentes facilidades y amable servicio. Comparte la misma playa que Viceroy y Bahía Meads. Esta hospedería se distingue por ofrecer programas de bienestar y por un sabor local.

20130724184241_0_o
Un atardecer de lujo desde el Hotel Viceroy.

Visitar los hoteles de lujo debe incluirse en el itinerario sólo por sus impresionantes diseños y es recomendable disfrutar de algunas de sus ofrecimientos. El restaurante Le Bistro at Santorini, de Cuisinart, tiene platillos de mariscos frescos y productos de su granja hidropónica, desde su terraza ofrece una impecable vista con piscina de horizonte y Saint Maarten. Este resort cuenta con un campo de golf diseñado por Greg Norman y el Spa Venus. La ubicación oeste del Viceroy lo hace ideal para disfrutar un atardecer de lujo, con un frío coctel de Sunset Bar, por supuesto.

La vida nocturna en Anguila es bastante moderada. Existen puntos muy divertidos como The Pumphouse, un antiguo molino cuando la sal era el mayor producto de exportación, con música en vivo. Elvis Beach Bar, también en Sandy Ground, es otra barra que locales y turistas frecuentan.

Aunque Anguila invita a desconectarse, la pequeña isla tiene servicio de Wi-Fi de rincón a rincón. Por cierto, uno de los programas de bienestar de Anacaona es desintoxicación digital, el huésped tiene que rendir todos sus aparatos electrónicos y forzar esa desconexión. Pero el apostarse frente a ese azul usualmente logra el olvidar que el mundo continúa girando.

dsc0179_0_o
Otros detallitos:

Playas: Shoal Bay Este ha sido considerada la mejor playa del mundo. Las dos millas y media de fina área blanca y sus tranquilas aguas cristalinas no tienen comparación. La playa está dedicada a la relajación, natación, esnórquel y kayak, cero motores.

Buceo y esnórquel: Aquí se encuentran varios naufragios que son muy interesantes para explorar como Dog Island.

En agenda: Anguila es una isla que le gusta la fiesta. En abril se llevará a cabo el Festival de Pascua que celebra la historia marítima de la isla en abril. En mayo el Tercer Festival de Literatura de Anguila y en julio el Festival del Verano.

Acceso: Anguila no es el destino más fácil – o económico – en alcanzar. Existe un vuelo directo desde Puerto Rico a través de Tradewind Aviation. La mayoría vuela a Saint Maarten y toma una lancha por 20 minutos o un emocionante vuelo de ocho. Embarcaciones privadas pueden atracar en Sandy Ground.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *