Rincón: anti-estresante natural

dsc0203_0_o
Formaciones rocosas en Sandy Beach.

En Rincón no queda otra que ir a otro son. Hasta el más intenso Tipo A no le quedará remedio que desacelerar al llegar a este pueblo en el oeste de Puerto Rico que ni siquiera cuenta con un semáforo. Rincón se distingue por sus playas de surf, sus increíbles atardeceres y porque todo el mundo en general es muy relax. Algo tiene este paraje playero que logra que los pendientes, los teléfonos y el Wi-Fi queden rezagados. Unos días aquí pueden ser transformadores. No es sorprendente que muchos de sus habitantes extranjeros – o expats – sean personas que decidieron quedarse tras ir de vacaciones.

Rincón tiene la particularidad que ha resistido el desarrollo de resorts a las orillas de sus playas, lo que permite que se conserven bellas y salvajes. La gran mayoría cuenta con caminos pavimentados, pero el acceso varía según el área. Para días familiares o de mayor sosiego, la mejor opción es el Balneario de Rincón por su oleaje más llevadero – dependiendo del estado tiempo – y se puede practicar esnórquel.

dsc0206_1_o
Sandy Beach tempranito en la mañana. Surfers, mi lente y yo disfrutamos de este despliegue matutino.

Una playa favorita fue Sandy Beach, ideal para body surfing y brincar olas para aquellos que están tomando el surfing paso a paso. La espaciosa arena también permite jugar con paletas, solearse, ir en grupo o disfrutar de la brisa bajo una palmera.

Desde cualquier, pues, rincón aquí se disfrutan excelentes vistas, pero el atardecer desde la Playa Pools simplemente roba el aliento. En el espectáculo de luz, sombra y colores, la silueta de la isleta de Desecheo se hace más prominente. Varias compañías realizan expediciones de buceo a este Refugio Nacional de Vida Silvestre que cuenta con especies de flora y fauna autóctonas, pero desde la distancia resulta un banquete visual de todas maneras.

dsc0212_0_o
La torre del Faro de Rincón data de 1921.

dsc0216_0_o
Un lente más poderoso hubiera captado a las ballenas jorobadas jugueteando en la distancia.

Desde el Faro de Punta Higüero se pueden observar ballenas jorobadas durante los meses de enero a abril (con mayores avistamientos entre febrero y marzo). Es ideal tener binoculares, pero a simple vista se pueden apreciar sus respiraderos lanzando agua sobre la superficie y haciendo sus acrobacias en las profundas aguas. Ver a estos nobles mamíferos – aún de lejos – es un gran extra a cualquier viaje. El faro ubica en un lindo parque con veredas desde donde también se disfrutan vistas de la Playa Domes y sus fieles surfers.

dsc0274_0_o
La Playa Pools es una buena opción para el disfrute familiar.

La comida en Rincón y en Puerto Rico en general es buena. Algunos destacables son Red Flamboyan con creaciones criollas y precios módicos. Mariscos frescos se consiguen en todas partes, pero Lazy Parrot no decepciona y la vista es un gran acompañante, y nadie debe dejar Rincón sin desayunar en el encantador The English Rose. En el centro también hay ricas opciones como Dulcis Vita y hasta Das Alpen Café para quien tenga antojos de comida alemana en un ambiente tropical. En el Barrio Puntas se concentra una variedad de barras y pubs con música en vivo, buena vibra y tragos baratos como The Tree House y Pool Bar, entre los más divertidos.

dsc0293_0_o
Cae el sol en Rincón, el Pueblo de los Bellos Atardeceres. En la sombra: Desecheo.

Rincón es un lugar donde el tiempo pasa a un ritmo diferente. Una vacación en Rincón es para pasarla frente a la playa y lleno de arena. Quien lo desee puede dirigirse a pueblos cercanos con mayor densidad como Aguadilla y Mayagüez para ir shopping o al cine… pero, en serio, ¿para qué?
* Desde San Juan llegar a Rincón requiere unas tres horas en auto. El Aeropuerto Rafael Hernández en Aguadilla es otra opción mucho más conveniente por su ubicación a 20 minutos. Desde Nueva York y Orlando, JetBlue tiene vuelos directos; United Airlines ofrece servicio desde Newark y Spirit Airline viaja desde Fort Lauderdale, Florida.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *